Guía ¿Cómo tributan las empresas de software?

Muchas veces se plantean dudas acerca de los impuestos a pagar por las empresas nacionales de software. Para aclarar un poco el panorama les presentamos la siguiente guía.

La siguiente guía no pretende ser exhaustiva ni sustitutiva de la consulta correspondiente con profesionales y la Dirección General Impositiva pero servirá como puntapié para los que se pregunten por dónde empezar.

El Decreto 84/1999 declaró de interés nacional la actividad de producción del sector software competencia internacional.

Este mismo decreto planteaba la exoneración del Impuesto a las Rentas de la Industria y el Comercio (IRIC), actualmente Impuesto a las Rentas de las Actividades Económicas (IRAE) a las rentas derivadas de la actividad de producción de soportes lógicos. Dicha exención estuvo vigente para los ejercicios finalizados a partir del 1º de Enero de 2001 y hasta el 31 de Diciembre de 2009.

La idea del gobierno al aplicar esta medida fue fomentar la actividad, pero una vez que la industria se afianzó, el Estado comenzó a disminuir los beneficios fiscales. Y así fue, en el año 2009 se emite un decreto donde se establece que para los ejercicios económicos finalizados entre el 1º de Enero de 2010 y el 31 de Diciembre de 2010, las rentas derivadas de la producción de soportes lógicos fueran exoneradas de IRAE en un 50%, y a partir del 1º de Enero de 2011 se completó la transición del sector al régimen general de tributación.

Régimen Tributario Actual

IRAE

Únicamente se considerarán exentas las rentas obtenidas por la actividad de soportes lógicos y de los servicios vinculados a los mismos, que determine el Poder Ejecutivo, bajo la condición de que los bienes y servicios originados en dichas actividades sean aprovechadas íntegramente en el exterior.

Se encuentran comprendidos dentro de soportes lógicos las siguientes actividades: desarrollo e implementación en el cliente, actualización y corrección de versiones, personalización (GAPs), prueba y certificación de calidad, mantenimiento del soporte lógico, capacitación y asesoramiento.

Dentro de los servicios vinculados a los soportes lógicos encontramos: Hosting, call center, tercerización de procesos de negocios, comercialización y otros servicios. Esta exoneración se mantendrá aún cuando los soportes lógicos no hayan sido desarrollados por el prestador de los servicios.

IVA

Se incluyen dentro del concepto de “exportación de servicios”, es decir, están gravados a tasa O% y estoy posibilitado de descontar el IVA Compras los siguientes servicios prestados a personas del exterior y aprovechas exclusivamente en el exterior:

a)     Los servicios de asesoramiento prestados en relación a actividades desarrolladas, bienes situados o derechos utilizados económicamente fuera de la República. Este literal no sólo incluye servicios relacionados con la industria del software, sino también cualquier tipo de “servicio técnico”.

b)     Los servicios prestados para el diseño, desarrollo o implementación de soportes lógicos específicos. Los que se produzcan previa orden del usuario.

c)     La licencia de uso de soportes lógicos, por un determinado período o perpetuidad.

d)     La cesión total de los derechos de uso y explotación de soportes lógicos.

Los servicios mencionados en los literales a), b) y c) prestados desde territorio nacional no franco a una persona física o jurídica instalada en Zona Franca serán considerados exportación a los efectos del IVA.

La idea al brindar este régimen más beneficioso en materia de IVA fue desarrollar un sector competitivo a nivel internacional, y que sea el honorario fijado el que determine la decisión del cliente ubicado en otro país, y no un impuesto local.

Importación de Soportes Lógicos

Una importación implica una operación material de tránsito por la frontera aduanera. Por esta razón, no es posible su aplicación directa a bienes que no tienen presencia tangible por sí misma.

Por lo tanto según el Orden del Día 82/996 de la Dirección Nacional de Aduana (DNA) se adopta el criterio del soporte físico para definir la base de cálculo para los tributos aduaneros que gravan el software, siempre y cuando el costo o valor de los datos o instrucciones se distinga en el factura del costo o valor del soporte informático.

La presente guía se efectuó con la ayuda de la Cra. María Pía Biestro, a quien agradezco como siempre su excelencia y voluntad.

Dejá tu comentario