Denuncias 2.0

Nuestra sección Noticias de Facebook se llena todos los días de fotos de bebés, comida y felices viajes de “amigos”. Entre toda esa maraña de información encontramos denuncias o llamados contra determinadas personas desconocidas que aparentemente han cometido delitos. Sí, todo mezclado, sin filtro.Violaciones de niños, maltrato a perros, torturas de gatos, robos de bicicletas. Ninguno se salva, todos con su cámara apuntando a estos presuntos delincuentes y detrás otros dándole Compartir, Compartir y Compartir.

Denuncias en Facebook 2.0

La imagen que hoy circula en Facebook no tiene las caras pixeladas.

Ejemplos hay cientos. Este sistema anónimo-viralizado de denuncias en Facebook se ha vuelto tan popular que convive en nuestras sesiones de todos los días. Entre las fotos del recibimiento de Juan y la foto del almuerzo de María, la foto del cuidador de perros de Pocitos que cuando nadie lo ve le pega a los cachorros de Boxer.

No importa de dónde vienen esas imágenes. No importa quiénes son esas personas, sus hijos o espos@s. Y si es verdad o no, nadie se lo cuestiona. Si está en Facebook debe ser verdad, no?

De víctima a victimario

En Argentina ya existen varios casos de personas que denunciaron a otras y terminaron siendo acusadas de difamación por los supuestos ofensores.

El más conocido debe ser el de abril de este año en que una mujer denunció a un supuesto secuestrador de menores que esperaba en la salida del Colegio de su hijo. Hizo la denuncia en Facebook y el denunciado resultó ser un albañil que estaba esperando a su sobrino que también salía de ese colegio. Ahora la mujer enfrenta una demanda civil por los daños ocasionados por la difamación.

La hora de la verdad

Quizás estas personas sí mataron, sí violaron, secuestraron o lo que fuera. Denunciar en facebook y twitterPero, ¿Sabemos nosotros si lo hicieron? ¿Qué tan seguros estamos de que lo que dicen las redes es verdad? Lo compartimos impunemente, desde atrás del teclado pensando que eso podrá servir a otros a estar más prevenidos. A difundir a “los malos” y así lograr la justicia que parece no llegar desde el Estado.

Parece ser un sistema de justicia por mano propia versión 2.0 y los problemas con estos sistemas no son nuevos. Si no estamos seguros de lo que compartimos u opinamos, nosotros mismos podemos llegar a incurrir en delitos contra el honor o enfrentar reclamos civiles por afectar la imagen de estas personas. Pese a la creencia popular, en la mayoría de los casos, las normas penales son enteramente trasladables a lo que acontece en las redes sociales y la web.

Cada vez que compartimos o damos Me gusta a una de estas publicaciones podemos estar dañando a alguien sin razón. El límite entre la libertad de expresión y los derechos al honor, la imagen y los datos  personales de esas personas, se vuelve en esta zona muy borroso, por lo que debemos movernos con precaución.

Si conocemos a alguien que puede haber cometido un delito o tenemos nuestra sospecha fundada, lo que corresponde es hacer la denuncia en la Seccional Policial o el Juzgado Penal de turno. Si realmente se quiere ayudar, esa es la manera. Lo demás sólo sirve para fomentar el miedo y la discriminación social.

4 thoughts on “Denuncias 2.0”

  1. @sordo says:

    Denuncias 2.0. Y la importancia de la responsabilidad al compartir denuncias: http://t.co/L5kUfmX7vs via @mjacksonuy

Dejá tu comentario