Dubsmash ¿Al borde de la legalidad?

Ya todos conocemos y hemos usado la nueva aplicación que causó revuelo este año: Dubsmash. Esos cortos videos pueden resultar muy divertidos, pero ¿hasta qué punto son legales?

Con más de 10 millones de descargas en el mundo entero, la aplicación alemana ha sido el primer revuelo tecnológico del 2015.

La idea es simple: se realizan videos cortos a modo de playback, con el audio de famosas canciones, citas de películas y series, ruidos de animales, diálogos de publicidades y cualquier otro tipo de sonido que se nos ocurra. Si no los conocen, en YouTube e Instagram existen una gran cantidad de aficionados que logran miles de visitas.

Sin embargo, no todo es tan bueno cómo parece… La aplicación enfrenta demandas en varios países por violar los derechos de autor de los sonidos que se utilizan. Claramente, la gran mayoría de sonidos que forman parte de la aplicación son extraídos de películas o canciones, sin el consentimiento de sus autores y sin pagar los derechos de autor correspondientes a las entidades de gestión colectiva.Dubsmash compilation

He leído en internet opiniones de expertos en Propiedad Intelectual según los cuales la realización de estos videos no viola en sí misma los derechos de autor si se mantienen en privado o son distribuídos por correo electrónico a familiares y unos pocos conocidos. Entraríamos en el campo de la ilegalidad sólo cuando publicamos estos videos en redes sociales porque en ese caso estaríamos realizando “comunicación al publico” y no una “copia privada”.

¿Son estas afirmaciones aplicables a Uruguay?

Si lo analizamos desde la normativa de Derechos de Autor en Uruguay debemos tener en cuenta la Ley 17.616 que modifica la Ley 9.739 del año 1939.

Según la Ley vigente la copia privada no se encuentra autorizada en nuestro país por lo cual alcanza con la sola reproducción sin autorización del autor para infringir los derechos que tiene aquél sobre la obra. No se exige aquí que la obra sea transmitida al público para contravenir la ley, como si existen en otros países que tienen en cuenta el fair use o “uso justo” de la copia en el ámbito privado.

Es decir, que en Uruguay alcanza con realizar el video en Dubsmash para que se configure el ilícito, que en este caso está previsto por el artículo 46 de la ley 9.739 (actualizado) como un tipo penal:

“El que reprodujere o hiciere reproducir, por cualquier medio o procedimiento, sin ánimo de lucro o de causar un perjuicio injustificado, una obra, interpretación, fonograma o emisión, sin la autorización escrita de su respectivo titular, será castigado con multa de 10 UR (diez unidades reajustables) a 1.500 UR (mil quinientas unidades reajustables)”

Vale aclarar además que en este caso no hablamos de una simple reproducción, sino que existe además una modificación a la obra, es decir se está realizando para fines distintos de los previstos originariamente por el autor. Esta distinción no es un simple detalle sino que puede elevar la pena a sanciones de prisión o penitenciaría.

Claro está que si el sonido utilizado se encuentra bajo licencias que permitan la transformación por parte de terceros, o son sonidos no protegidos por derechos de autor (Por ejemplo, sonidos de animales) no se estaría incurriendo en el tipo penal.

La responsabilidad de los creadores de la aplicación Dubsmash por permitir (o incluso insertar ellos mismos sonidos protegidos por derechos de autor) es también un punto flojo que, como dijimos anteriormente les ha ocasionado algunos problemas con las productoras multinacionales.

Hoy en día parece absurdo la exigencia de contar con la autorización “por escrito” del titular de la obra para poder siquiera copiarla para uso privado. Por estos derechos es que se encuentra latente en grupos interesados (Por ejemplo, Creative Commons Uruguay) la lucha por la aprobación de modificaciones a la normativa vigente que permita aggiornar la ley a los tiempos de internet.

2 thoughts on “Dubsmash ¿Al borde de la legalidad?”

  1. Federico says:

    Buena info!! Saludos

  2. Steffani Ferre (@fefiferre) says:

    Dubsmash ¿Al borde de la legalidad? http://t.co/u2VjbJp9IT vía @mjacksonuy

Dejá tu comentario