¿Por qué Google Books sería ilegal en Uruguay?

La semana pasada un fallo de la Corte de Apelación de Estados Unidos en el caso Authors Guild vs. Google Books, determinó la legalidad del servicio de Google que escanea y pone a disposición extractos de libros. Si el servicio fuera analizando en Uruguay, ¿qué tan legal sería?

La sentencia indica que la digitalización de los libros ingresa dentro de lo que se conoce en países anglosajones como “Fair Use” o Uso Justo, que es un criterio que permite utilizar obras protegidas por Derecho de Autor, sin permiso del titular, para determinados casos especiales, como podrían ser fines académicos o científicos.

Por tanto, el Tribunal determinó que la actividad de la empresa encarta dentro de un uso legítimo de los derechos de autor, no siéndole aplicables sanciones. Hay que aclarar que Google no escanea la totalidad del libro, sino que realiza una selección de extractos a efectos de devolver pasajes del libro en los resultados de búsqueda de los usuarios. Además los autores pueden decidir cuántas páginas desean poner a disposición.

A la fecha, Google Books lleva más de 129 millones de libros escaneados, cifra para nada despreciable y que lo convierte en el mayor repositorio de libros en la historia de la humanidad.

Pero, ¿Qué pasa en Uruguay?

La cuestión debe analizarse desde la protección jurídica de los “Derechos de Autor”. Nuestra Ley de Derechos de Autor data del año 1937, con su modificación del año 2003 con la Ley 17.616, hecha para cumplir con las obligaciones internacionales asumidas por Uruguay en la materia.

La normativa nacional, de tipo continental, no recoge la excepción del uso legítimo, ni la excepción para fines académicos. Lamentablemente, esto conlleva a que muchas de las acciones realizadas por profesores o investigadores, como puede ser algo tan simple como hacer una presentación en PowerPoint con imágenes extraídas de Internet para una clase, sea en nuestro derecho, una actividad ilegal.

Por tanto, si un Juez de nuestro país hiciera el mismo análisis, en principio debería determinar la ilegalidad de la conducta de Google e imponer las sanciones civiles y/o penales que indica la Ley 17.616. Es claro, que una empresa que realiza copias de obras protegidas por derechos autorales, en Uruguay, está fuera de la Ley y por tanto recaerán sobre ella penas y multas por infracción.

Esto se debe a la rígida legislación vigente en nuestro país que no prevé excepciones o limitaciones para la libre circulación de obras con fines educativos o de investigación científica. Incluso la copia personal (como ripear un CD que compré legalmente para tener de backup) es ilegal.

Entiendo que la protección de los derechos autorales no debe limitar el desarrollo del conocimiento y la libre circulación de información. Para ello se hace imperiosa la reforma de la legislación nacional que se adapte a los tiempos de Internet.

Como claramente indica un pasaje de la sentencia comentada: “Así, mientras que los autores son, sin duda, importantes e intencionados beneficiarios del copyright, el beneficiario primario y último previsto es el público, cuyo acceso al conocimiento es lo que el copyright busca mejorar al ofrecer recompensas por la autoría.”

Dejá tu comentario