Lo que nos deja terminar un Posgrado de TI

La semana pasada terminé mi Posgrado en Sistemas de Información y Gestión de TI, un viaje que empecé en 2018 y que me dejó un montón de enseñanzas que resumo en estos tres puntos.

Después de mucho darle vueltas y evaluar diferentes propuestas para seguir estudiando, en 2018 me decidí por el Posgrado en Sistemas de Información de las Organizaciones y Gestión de Empresas de TI. Sí, ese es el nombre completo, el más largo que pueden encontrar en un posgrado de la UdelaR.

La propuesta de la Facultad de Ciencias Económicas me atrajo en su combinación de materias de tecnología, gestión y economía. A lo largo de sus 20 intensas asignaturas se tratan temas de negocios, planificación, gestión, comunicación, finanzas e innovación.

Esto se ve complementado con la participación de muchos perfiles profesionales: Ingenieros, Economistas, Licenciados en Relaciones Internacionales y hasta Traductores Públicos.

Clase de Sistemas 2018
Generación 2018 del Posgrado Sistemas y Gestión de TI

Más allá del contenido en sí mismo, y que merece un post aparte hay una serie de aprendizajes que me dejó haber pasado por una nueva facultad y que resumo en estos tres puntos: Salir de Facultad de Derecho, Abrazar la interdisciplina y Aprender administración.

Salir de la FDer

Estudiar fuera de tu casa de estudios, tu Alma Mater, la Facultad de Derecho es una de las mejores enseñanzas que me deja el Posgrados y que creo que todos deberían considerar en su formación de posgrado.

La oferta fuera de la FDer es muy variada y seguramente la rama del Derecho que nos guste va a encontrar un correlato en otra facultad. ¿Te gusta el Derecho agrario? Mirá los cursos en Facultad de Agronomía y cómo gestionar emprendimientos en el rubro rural ¿Preferís el Derecho laboral? Seguro que Facultad de Ciencias Sociales te va a saber brindar herramientas que te permitan comprender el fenómeno laboral desde otra perspectiva. ¿Lo tuyo es el Derecho Ambiental? Facultad de Arquitectura sería una buena posibilidad para conocer de ordenamiento territorial.

El punto es que cuanto más miremos fuera de las paredes de 18 de Julio y Eduardo Acevedo, más vamos a poder complementar nuestra mirada como actores de cambio social. Un buen abogado ya no es el que sabe lo que dice el artículo 88 del Código Civil, ese concepto de la abogacía la deberíamos haber superado hace unos cuantos años.

Hoy el abogado tiene que acompañar los procesos de las organizaciones que integra, tener una mirada en el negocio, viendo cómo aportar desde su perspectiva legal a la consecución de los proyectos de sus clientes. Complementar su formación fuera del ámbito jurídico le va a dar oportunidades que resultan desconocidas en los 6 años de carrera.

Abrazar la interdisciplina

Por más que suene cliché y super trillado, no me canso de decirlo: La multi e inter disciplina son dos valores que debemos buscar siempre que tengamos la oportunidad.

No todo es color de rosas: Estudiar con personas que traen otra formación puede resultar irritante y por momentos sumamente difícil. Lo viví en carne propia, especialmente al comienzo de los cursos cuando en los trabajos grupales costaba llegar a consensos y resultados concretos, o cuando recibís clase de profesores que tienen otro background.

El vocabulario, la forma de abordar problemas e incluso las malformaciones profesionales llevan a que este tipo de trabajos no sea tarea sencilla. Si nos recluimos en eventos de nuestra propia área de estudio, vamos a estar muy cómodos pero difícil que nuevas ideas surjan de allí.

Una vez que entendemos que el otro trae su propio aprendizaje y que desde su mirada hay todo un mundo nuevo, allí vamos a encontrar nuevas oportunidades. Ese ejercicio, doloroso sí, nos obliga a replantearnos como profesionales, a desconstruir lo aprendido y volver a darle lógica a los conocimientos que tenemos, ésta vez desde otro lugar y con otros códigos.

Sacarnos los lentes de la abogacía y mirar desde otro ángulo es la oportunidad para sacudir nuestra modorra y que nuevas ideas empiecen a surgir.

Aprender administración

La enseñanza podría ser más amplia como “Aprender otras herramientas o habilidades” pero destaco especialmente la administración y gestión como esenciales para el abogado de hoy y paso a explicar por qué.

Administrar es parte fundamental de cualquier empresa, emprendimiento u organización a la que pertenezcamos y contar con herramientas que nos permitan hacerlo de la mejor manera posible es un factor cada vez más necesario y requerido por los empleadores.

Ya sea que pensemos en abrir nuestro propio estudio jurídico, insertarnos en un organismo público o hacer carrera en un gran bufete de abogados, llegará el momento en que si queremos crecer vamos a tener que gestionar personas, recursos, tiempos, etc.

Resulta que Facultad de Derecho no brinda una sola materia que otorgue este tipo de herramientas. Nos olvidamos que la abogacía se inserta dentro de otras estructuras y nos creímos el cuento de que un buen abogado tiene que saber -únicamente- derecho y cuántas más normas sepa, mejor.

No es casualidad que cada vez más abogados opten por hacer un MBA, buscando complementar su formación de fondo con otro tipo de herramientas que son necesarias en el mundo extra-competitivo que hay dentro y fuera de las Universidades.

En conclusión

El Posgrado me dejó un montón de cosas, hasta una ida a la radio en Junio del 2018. Seguramente a medida que continue explotándolas en mis diferentes ámbitos profesionales y académicos me vaya dando cuenta de nuevas enseñanzas subyacentes.

¿Lo recomiendo? Sí, claro. Aquellos que tienen formación fuera de la Facultad de Ciencias Económicas y se encuentran interesados en las Tecnologías de la Información seguramente puedan aprovechar mucho los profesores y el intercambio con otros profesionales.

Específicamente para aquellos con formación legal, el consejo es salir de la zona de comodidad donde nos ubica la Facultad de Derecho con sus reglas, instituciones y estructuras tan delimitadas y jerarquizadas. Esa nueva mirada nos va a brindar un diferencial que el estudio de la letra fría de las leyes no nos da y si sabemos explotarlo, podremos seguramente lograr más y mejores cosas.

7 thoughts on “Lo que nos deja terminar un Posgrado de TI”

  1. Alina Celi says:

    Matías encontré tu blog por casualidad. Felicidades. Merecido el avance. Sigue adelante¡

    1. Matías says:

      Hola Alina! Muchas gracias, muy contento! Un beso grande!!

  2. María Luisa Tosi says:

    Muy bien Matías, me encanta que sigas avanzando en tu formación. Sabés que ese ámbito es uno de los que considero más recomendables. En suma me alegra que lo hayas elegido, culminado y lo que expresas, alude al aprovechamiento. ¡ Ganar- Ganar!

    1. Matías says:

      Muchas gracias María Luisa por el apoyo de siempre!

  3. Roxina Fuá says:

    Muy de acuerdo con la parte en que resulta difícil el consenso en un grupo tan diverso, pero realmente enriquecedor por eso mismo. Un placer enorme haber compartido el año contigo, y todos esos profesionales que ayudaron a ver que siempre hay otro punto de vista, y que ninguno está mal.

    1. Matías says:

      Gracias Roxina, Lo mismo digo!! Vamos que ya queda poco!

  4. Gabriel Budiño says:

    Ta… no se podría explicar mejor lo que se propone desde el posgrado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.