Primera lectura sobre Firma Electrónica para Escribanos

El día de ayer, jueves 26 de marzo, se realizó la primer sesión académica del Instituto de Derecho Informático, con un tema que suscitó el interés de la audiencia.

El tema elegido para empezar el año fue la Acordada 7.831 que reglamenta la Firma Electrónica Avanzada para Escribanos. Ante más de 100 personas los especialistas y colaboradores en la redacción de la Acordada, Escribanos Javier Wortman y Graciela Cami, disertaron durante aproximadamente una hora sobre las ventajas y desventajas que acarrea la nueva reglamentación.

Wortman comenzó hablando de las dificultades del gremio de escribanos para adaptarse a los cambios. “La firma es un aggiornamiento de la profesión” afirmó.1a. Sesión IDI

Por su parte la Escribana Cami aclaró que la acordada incorpora al Reglamento Notarial el título séptimo. En total se agregan 26 artículos.

La firma es personal e intransmisible, no se pude prestar ni perder el dispositvo, tiene que tener especial cuidado. Porque si tiene la menor duda de que la clave está en riesgo o la hurtaron debe comunicarlo de inmediato a la Caja Notarial y a la Suprema Corte de Justicia. Si incumple con esto la SCJ lo considera como una falta muy grave. Digamos que se equipara al cuidado que debe tener el notario con el Protocolo.1a. Sesión IDI

Al momento existen 3 prestadores acreditados ante la Unidad de Certificación Electrónica (UCE): El Correo Uruguayo, Abitab y el Ministerio del Interior. Los 3 cumplen con las políticas de certificación necesarias ya que utilizan una clave publica de 2048 bits. Hasta el 2014 se estaban usando certificados de clave 1024 bits (Como los utilizados para las comunicaciones con el Banco Central), pero en este momento se exigen 2048.

Al día de hoy la firma del Ministerio del Interior aún no esta operativa para el público en general porque en principio estaba pensada para la cédula de identidad.

Acerca de los requisitos de seguridad del sistema informatico del escribano, los Escribanos recomendaron mantener las actualizaciones de sistema operativo, utilizar software original, así como contar con antivirus y firewall. Estas serían los mínimos requisitos para comenzar con las buenas prácticas de los escribanos en materia informática.

Lo que se puede saber hoy de cómo va a ser el procedimiento de firma, únicamente se puede extraer de la acordada, ya que aún no se ha accedido a la interfaz. El soporte va a tener una apariencia muy parecida al papel notarial de actuación, y va a ser en ese soporte en el que se emitirán los documentos. Se va a pedir el “papel electrónico” al igual que se solicita papel notarial hoy. Además se va a poder analizar en tiempo real si el Escribano que solicita el “papel” esta habilitado para el ejercicio de la función notarial, gracias al intercambio de información entre la Suprema Corte de Justicia y la Caja Notarial.

Quedó claro que algunos entes estatales van a pedir sí o sí que los certificados sean electrónicos, lo cual deja en entredicho la nota de que esto sea opcional u obligatorio.

Como reflexión final, ambos especialistas consideraron de gran importancia el avance que plantea la acordada. Si bien resaltaron que hoy parece traído de una serie de ciencia ficción y es difícil de visualizar, de a poco la función notarial seva a ir adaptando a los nuevos paradigmas y va a poder continuar brindando la seguridad necesariapara estos actos.

 

Dejá tu comentario