Tu huella usada en tu contra

Hace un par de semanas, se divulgó en la prensa internacional un interesante caso que mezcla Derecho Penal y un iPhone 5S.

El caso se produjo en Virginia, Estados Unidos, dónde un sujeto es acusado de causar lesiones a su novia tratando de estrangularla en febrero de este año

La violenta escena fue grabada por dispositivos de videovigilancia de la casa, los cuales emitieron automáticamente los videos al celular del atacante. Cuando la policía empezó a investigar y se dio cuenta de que los videos podrían llegar a estar en el celular del acusado, la fiscalía solicitó que se lo obligara a colocar la huella y/o entregar el código para desbloquear el contenido y acceder a la prueba.Fingerprint Criminal

Recordemos que el iPhone 5s cuenta con sistemas biometricos de desbloqueo por medio de la huella digital llamado Touch ID, tal como comentamos en el post sobre La Era de la Biometría.

La defensa amparó al acusado bajo los preceptos de la Quinta Enmienda Constitucional Norteamericana que prohíbe la incriminación contra uno mismo. Defendieron su derecho a no testificar ni generar prueba que pudiera resultar en su contra.

El 28 de octubre se publicó la sentencia sobre el punto, no la definitiva acerca de la culpabilidad. El Juez de Virginia, Steven Frucci establece finalmente que el acusado debe colocar su huella para desbloquear el celular.

En un análisis detallado de la cuestión el Juez analiza si la orden de colocar una huella o entregar un código ingresan dentro del concepto de testimonio, para saber efectivamente si está protegido por la Quinta Enmienda. Dice el Juez citando otros fallos anteriores: “Un acto es testimonial cuando el acusado es forzado a revelar su conocimiento sobre determinados aspectos que lo involucren a él en el hecho o cuando tenga que compartir sus pensamientos o creencias con la Justicia”.

Siguiendo este razonamiento, la entrega de una contraseña de desbloqueo (o password) implica revelación de conocimientos que sólo se encuentran en la cabeza del acusado por lo que sí está amparado en el principio de no producir prueba en contra de uno mismo. En cambio, la huella dactilar no implica una divulgación de conocimiento por tanto no está protegido por la Quinta Enmienda. La entrega de la huella es un acto comparable con los análisis de ADN o las pericias caligráficas sobre el imputado.

Concluye el Juez acerca del pedido de la fiscalía que se accede a la solicitud en cuanto a la huella dactilar pero se deniega en cuanto a la entrega del código de acceso.

Aquí pueden encontrar la sentencia completa (En inglés): Link

One thought on “Tu huella usada en tu contra”

  1. @DiarioNotic says:

    #investnoticia Tu huella usada en tu contra http://t.co/82G7ivfMtx vía @mjacksonuy

Dejá tu comentario